prior tempore, potior iure

El principio de  prioridad en el orden registral, es aquel en virtud del cual, el acto que primeramente ingresa en el Registro de la Propiedad, se antepone, con preferencia excluyente o superioridad de rango a cualquier otro acto registrable, que siéndole incompatible o contradictorio: (1) No se hubiera presentado en el Registro de la Propiedad y (2) lo sea con posterioridad. Aunque dicho acto sea de fecha anterior. (Primero en el tiempo, primero en el derecho)